Legumbres con presencia

Para evitar que las legumbres se rompan o se maleen, hay que cocerlas a fuego lento, y asustarlas (rebajar el hervor) con un poco de agua fría de vez en cuando. Esto es válido para todas las legumbres excepto los garbanzos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *